Esquiar con niños

Esquiar con niños

Esquiar con niños puede llegar a ser muy divertido o muy pesado si lo único que conseguimos son lloros y rabietas, por ello lo mejor será planificarse adecuadamente el día y seguir unos consejos básicos, como los que te dejamos a continuación:

Procura que aprendan los primeros pasos y movimientos básicos antes de dejar que sepan desenvolverse en según que situaciones. Después de un primer contacto con la nieve estarán más que listos para empezar sus clases de esquí con monitores especializados como los de Ski Pekes que los enseñaran a esquiar de forma fácil y divertida.

Se paciente, no les transmitas que cada cada es un fracaso, transmíteles alegría y entusiasmo por seguir aprendiendo y no los obligues a seguir si ya están cansados, se puede parar un rato para después seguir con más ganas.

Solo por si acaso, es aconsejable que les proporciones un papel con tu nombre y teléfono, esto puede servirles de mucha ayuda tanto a ellos como a nosotros si llegan a perderse.

Evita que pasen frío, si empiezan a sentirlo lo más probable es que no quieran seguir con el esquí y no disfruten de su aprendizaje, cómprale ropa adaptada y añade o extrae capas según el tiempo que haga.

Utiliza las pistas utilizadas para su enseñanza con los monitores, para seguir practicando con ellos, estar en una zona conocida, les puede permitir tomar la iniciativa y dejar que ellos abran el camino.

No todo es esquiar sino divertirse, haz que se diviertan, jugad con la nieve, haced muñecos de nieve, tiraos con trineos, etc.

Deja un comentario

Call Now Button
Abrir chat