Estaciones de esquí, en las que se dejó de esquiar

Por el cambio climáticoo por otros motivos, a día de hoy alrededor del mundo podemos encontrar muchas estaciones de esquí que cerraron sus puertas, en algunas aún se puede encontrar el recuerdo de lo que fueron, en otras apenas quedan evidencias. En este artículo, te hablaremos de alguna de ellas.

En Chacalataya, Bolivia, podemos encontrar la que fue la estación más alta del mundo, que alcanzaba los 5400 metros de altura y era el único lugar hasta la fecha en el que se podía esquiar, en el hemisferio sur, en verano (nuestro invierno).

Ahora la estación sigue existiendo, pero esta abandonada, perfecta si lo que quieres es grabar una película de miedo. Y su abandono se debe al cambio climático, las temperaturas fueron subiendo con el paso de los años.

En los años 60 los franceses construyeron dos estaciones de esquí en Argelia, por aquel entonces colonia francesa. Que fueron un gran impulso para la industria turística del país. Pero todo ello acabo con la guerra, la población huyo y los turistas no volvieron a aparecer.

Otra estación que se destruyó a causa de la guerra estaba instalada en Afganistan, pero sus montañas quedaron minadas.

Y en nuestra zona también podemos encontrar estaciones abandonadas, como es el caso de Llesuí, que cerró debido a la mala gestión y que al estar mal orientadas las pistas el viento se llevaba la nieve. O Filià, una estación de esquí en el Pirineo Catalán que ni siquiera llegó a abrirse.

Estas estaciones de esquí dejaron de ser lugares donde poder esquiar, para convertirse alguna de ellas en rincones que visitar, por aquellos más curiosos, que van buscando experiencias y lugares abandonados que fotografiar o que investigar.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
2019-01-28T16:46:06+00:00
 
WhatsApp chat