Disfruta de la esencia del esquí en familia

El esquí es un deporte de nieve con muchas ventajas para la persona que lo practique. Un deporte que te hará sentir liberado y dejará que disfrutes de una subida de adrenalina que hará que los pelos se te pongan de punta. Pero también es una actividad para realizar en familia y disfrutar con tus seres queridos de un día en la nieve esquiando por unas fantásticas pistas blancas, un entorno de montaña admirable y con la comodidad de nuestro personal evitando riesgos para la gente que se encuentre en el lugar.

Unos consejos que se deberían seguir para practicar de forma segura y divertida el esquí con los más pequeños:

1. Juega primero con la nieve

Si es la primera vez que suben a la nieve es importante que los niños se adapten al terreno, y la mejor forma de hacerlo, es jugando con la nieve. Con un trineo lo pasarán en grande, así como construyendo muñecos de nieve. Es una manera perfecta de empezar un viaje para esquiar con niños, y también para variar la rutina de las clases.

2. Abrígales para la nieve

Es importante que vayan bien protegidos contra el frío. De esta forma, estarán cómodos y evitaremos constipados o resfriados indeseados. La nieve está para disfrutarla. De ésta forma, y al no sentir el frío, lo pasarán en grande. Para ellos, asegúrate de estar informado de cuáles son las mejores opciones de moda de esquí para niños.

3. Búscale un buen monitor o escuela de esquí

De esta forma estarás seguro de que el niño aprende a esquiar con seguridad. Es importante que busques una escuela con monitores cualificados y que la clase no disponga de mucha cantidad de alumnos. De esta forma, la clase será lo más personalizada posible para el niño. Con la ayuda del monitor, los niños irán adquiriendo seguridad en la nieve y se sentirán más cómodos a la hora de esquiar.

4. Ayúdales a que se sientan cómodos con las botas de esquí

Incluso para los adultos, las botas de esquí resultan incómodas, es por esto por lo que para los niños más aún, ya que no están acostumbrados a  utilizar este tipo de calzado.

Debes asegurarte de que la talla de la bota elegida para cada niño es la idónea para que puedan ir lo más cómodos seguros, además de tener un tiempo para que anden con ellas y se sientan familiarizados con el calzado. Es importante ir poco a poco ya que de esta forma, los niños adquirirán seguridad con el calzado.

5. Ten paciencia

Para esquiar con niños hay que tener paciencia, y más cuando son tan pequeños y se inician por primera vez en este deporte. Debes tener mucha paciencia con ellos, para poder ayudarles con este deporte y que cojan la confianza necesaria para poder hacerlo solos. No debes perder los nervios, ya que lo único que conseguirás es que ellos se desesperen también y cojan alguna rabieta o pataleta que no te dejará progresar en su avance en este deporte. Sobre todo, hazles entender que lo fundamental es la diversión. ¡Anímales para que lo sigan intentando!

6. Ayúdales con las telesillas

Es una de las partes del esquí que más miedo les puede dar a los niños. No tengas prisa y ayúdales en todo lo que necesiten. Salte de la cola y que vean primero como lo hacen las demás personas. Una vez subidos en el telesilla, indícales que deben estar siempre con la espalda apoyada en el respaldo. De esta forma no correrán ningún peligro. Debes tener en cuenta que cuando suban en el telesillas ya tengan cierto control con los esquís para que a la hora de la bajada no sufran ninguna caída.

7. Asegúrate de llevar siempre comida

Es importante que una vez salgáis del hotel, los niños lleven algo de comida en los bolsillos. De esta forma cada vez que lo necesiten podrán ingerir alimentos. Con la comida podrán recuperar la energía desgastada después de practicar el deporte. Es normal que, si se lo están pasando bien, no se den cuenta de que tienen hambre. Por eso debes estar pendiente desde el principio.

8. Cuida su seguridad

El esquí para niños es un deporte que puede conllevar cierto riesgo, sobre todo cuando se está aprendiendo. Es por esto que los niños deben ir protegidos para futuras caídas o golpes que pueden sufrir. Además deben de llevar el nombre y algún teléfono de contacto, para que si el niño se pierde pueda encontrar rápidamente a sus padres.

9. ¡Haz que se diviertan!

No olvides que este deporte es para divertirse y para pasar el tiempo en familia. Así que aprendiendo a esquiar se podrán divertir y pasar días y vacaciones inolvidables.

10. Protección solar

Nunca olvides evitar las quemaduras del sol que provocan los fuertes rayos ultravioleta frente a la nieve. Es importante que les apliques protección total cada 2 horas, y se protejan también los labios contra el frío y el sol. Son zonas que se debilitan antes y pueden causar dolor y malestar a los niños.

Compartir
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
2018-08-28T11:42:44+00:00